Reserva Montepincio – Ruinas de Cajicácajica

En épocas prehispánicas fue conocido como Busongote o Sumongotá (en lengua muisca ‘cercado de cañas entretejidas’) fue el primer asentamiento de lo que hoy se conoce como el Municipio de Cajicá. Para entonces era una de las plazas más importantes ya que servia como fortaleza militar, lugar estratégico desde donde se divisaba todo aquel que ingresaba al territorio.

El espacio geográfico comprendido entre el Cerro de Montepincio y el Cerro de las Manas se encuentra a 2 km de la parte urbana del municipio. Allí reposan restos de un muro confeccionado en materiales de piedra y adobe, por lo que se cree fue elaborado durante el periodo colonial y cuyo fin principal fue separar los predios de la Hacienda Monte-Pincio. La comunidad de Cajicá afirma que estos son los vestigios del muro de piedra prehispánico que protagoniza la historia del municipio.